lunes, 31 de enero de 2011

Resumen prólogo y capítulo 2, El valor de educar, Fernando Savater.

Resumen del prólogo i del capítulo 2:

En el prólogo Savater en todo momento demuestra su gran interés por la educación, pero se posiciona más hacia una parte del canal de la educación, más concretamente en la del maestro.  En esta parte defiende al maestro al que muchos desprecian en cierta manera y argumenta que los maestros han sido la base de todo el mundo y van a seguir siendo la base de la gente del futuro.

En el capítulo 2 Savater habla de que nacemos seres humanos, pero que es gracias a la educación con la que llegamos a convertirnos en seres humanos valorados. Para el autor hay un aspecto que resalta sobre los otros y es el tiempo. El tiempo es vital para la enseñanza todo tiene un proceso, pero hay que tener en cuenta que no siempre los más mayores enseñan a los pequeños. Hoy en día es sabido que muchos niños enseñan a mayores en ciertos campos, por lo tanto cada persona enseña a la otra en algo que esta persona controla a la perfección. Por lo tanto, en el momento que sea y en cualquier sitio se puede aprender. Finalmente, habla de capacidades abiertas y cerradas, y considera las abiertas como distinguidas para aprender. A la vez que hace un enfrentamiento entre educación y instrucción, y considera la educación como una actividad abierta y la instrucción como una cerrada, junto a esto dice que la concepción actual e equivocada. Es decir, que no tiene más “status” social quien domina en las capacidades cerradas, sino al contrario. Una persona capaz de pensar y buscar aquello que necesita es más polivalente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario